Querida Comunidad

Tengo el honor de dirigirme a ustedes y darles la bienvenida a este nuevo año 2017, deseándoles lo mejor para el mismo y agradeciéndoles por toda la confianza depositada al compartir con nosotros algo tan importante como es la educación de sus hijas.

Comienza un nuevo año y ofrezco todo mi apoyo y cooperación para sostener esa confianza, que hasta la fecha han demostrado y que, de verdad, espero se convierta en el motor diario de nuestra labor educativa, mi deseo no sólo es seguir manteniendo viva y potenciando nuestra identidad como escuela de niñas, sino también estrechar aún más nuestras relaciones, compartir el desarrollo de nuestro proyecto educativo, trabajar para acortar las distancias, y, sobre todo, hacerles sentir verdaderamente parte activa del proceso de aprendizaje dentro de nuestra comunidad.

La educación, un mundo cada vez más complejo para todos, es una tarea compartida Colegio/Familia y Familia/Colegio y mi deseo es que ambos nos encontremos preparados para emprender con ilusión y ganas un nuevo año escolar que seguro estará lleno de nuevos desafíos y de renovadas esperanzas.

Gran parte de la vida de las ni las niñas transcurre en la escuela. Por ello, la comunicación franca y continua, el compartir con ustedes intereses en toda esta tarea de la enseñanza, para conseguir una educación de calidad y en igualdad, en un ambiente de afecto y seguridad que potencie la autonomía, la confianza, la autoestima y la integración social de sus hijas, es fundamental para nosotros.

Reciban un afectuoso saludo.

Lílian Marcela Valenzuela Azóca

Directora

Sugerencia:  revise las "Recuerdos 2016"